viernes, 26 de agosto de 2011

La Policía, los Malos, los Malos Policías, los Buenos, los Buenos Policías y yo.

Les recomiendo encarecidamente que vean estos 10 minutos de Tropa de Élite 2:

Salía yo de currar del bar una madrugada sabatina, a eso de las 04.00, con intención de irme, por una vez, directo a mi pisito de soltero para intentar dormir 16 horas seguidas. Mi cuerpo me lo estaba suplicando y eso que, por aqueños días (25 primaveras), mi cuerpo era un templo con unas columnas que aguantaban el empuje de Sansón. Pero todo tiene un límite y ya había acumulado farra, durante toda la semana, para dar y vender. "De todas formas, los sábados por la noche solamente salen los paletos y las funcionarias", pensé yo, "los camareros salimos los jueves, como dios manda. Y, además, creo que todavía llego a tiempo para ver la peli porno del Canal Plus".

Al doblar una esquina me encontré con un amigo que sangraba profusamente por el cuello. Estaba hecho un basilisco por una pelea de borrachos de bar. Mi colega quería matar a noséquién porque le había dicho noséqué a su novia y noséotroquién amigo del primero le había roto un vaso de tubo en el cuello y este bicho malo se había refugiado en un bar. Yo le dije "tranqui, llamamos a la poli, no te metas en líos, que le pillen, le denuncias y le sacas las pelas, que se joda". La poli vino.., pero de secreta y sin avisar. La cosa se complicó por culpa de un par de maderos torpes y farrucos, y yo, que era el que los había llamado, acabé soltándole dos hostias a cada uno de esos paisanos que, aparentemente, se habían metido en la pelea sin que nadie les hubiera dado vela en el entierro. Tras los sopapos, uno de los dos polis secretos se echó mano al cinto, sacó su pipa, me la puso en la puta cabeza y me dijo "al suelo chaval".

Tendido en el suelo comencé a pensar en mis padres y en el disgusto que se iban a llevar al enterarse de mi muerte, y luego me lamenté de haber hostiado a un par de tíos que debían ser narcos, o algo muy chungo, porque andaban por la vida con pipas y las sacaban con facilidad. Y ya no me arrepentí de nada más porque mi vida había sido bastante cojonuda hasta entonces. Cuando el más chulo de los dos tipos armados me puso las esposas, sentí un alivio infinito y pensé: "Gracias, dios mío, ¡es la Policía!". Luego me denunciaron por agresión a la autoridad y dormí 16 horas.., pero en el calabozo. Y luego les gané el juicio que me costó 86.000 pelas de hace más de una década. The End.

"¿Volverás a llamar a la policía si vuelves a encontrarte en una situación parecida?", me preguntó mi colega tras el juicio. "Sí", le respondí yo. "A la policía solamente le temen los delincuentes. Yo no". Y sigo pensando lo mismo.

Mi cuñad@ A. es poli nacional y curró de guardaespaldas en Euskadi en los 90. En los estancos no le vendían tabaco si sabían que era madero. Una vez, saliendo de un restaurante en el que había comido el politico de turno al que escoltaba, una abuela le tiró una bombona de campingas desde el balcón. Qué menos: era español y policía. Si le da, le revienta la puta cabeza. Afortunadamente cayó encima del coche que, por cierto, quedó guapo. A la hijadeputa de la abuela no le pasó absolutamente nada, pero espero que muriera lentamente de algo doloroso.

Mi amig@ B. es poli nacional. Hace unos meses perseguía por un polígono a un rumano que robaba cables de cobre o algo así. El subnormal del chorizo se dio un hostiazo intentando escapar saltando una valla y se partió la nariz. El ladrón denunció a B. al que acusó de romperle el tabique y ahora B. tiene que ir a juicio, claro.

Mi prim@ C. es poli nacional y aprobó este año el cursillo de la UIP, que, por cierto, es duro de cojones, en plan sargento de hierro y todo eso. C. estaba hart@ de comerse hostias, amenazas y denuncias de putas, macarras, yonkis, chorizos y demás calaña de este estilo a los que no podía tocar ni un pelo y se exilió al mundo del antidisturbio que es, también, duro de cojones. A C. le han gritado, mientras le escupían en la pantalla de su casco, de todo: hij@puta, fascista, asesin@ y cosas por el estilo. Y C. a aguantar sin mover un músculo hasta que el jefe le diga que comience a repartir hostias.

Y luego está mi colega D. que es un poli que lucha contra el terrorismo islámico y del que no puedo contar absolutamente nada. De todas formas, casi mejor, porque no se iban a creer nada de lo que les contara.

He estado de copas, de celebraciones, de barbacoas y de meriendas con A, B, C y D. He estado con sus maridos, con sus mujeres, con sus padres, con sus hij@s y blablabla. No son fascitas, no son unos hijosdeputa, no son asesin@s. Son como yo. Bueno no. Son mejores que yo. Son la Police, esos puercos que suelen sacarnos de unos cuantos apuros. Me entristece ver cómo son manipulados y politizados por los poderosos y los medios. Me entristece ver cómo son denunciados por la puta escoria de nuestra sociedad. Pero más me entristece ver cómo son, en ocasiones, también manipulados y vilipendiados injustamente por la gente a la que sirven y protegen, que es lo que hacen estos puercos todos los días. No solamente los días de mani.

16 comentarios:

fiona dijo...

Joder Lombri...qué acojone lo de la pistola...

Es que si no confías en la policía cuando tienes algún problema qué te queda? La verdad que hay que valer para serlo, yo sería incapaz.

1besico!

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Comparto y entiendo su postura. Yo tambien creo que la policia hace un trabajo encomiable. Si me pasara algo es a la que llamaría como todo el mundo.
Tambien como en todos los lugares hay hijos de puta -unos cuantos entre muchos miles- que tiran por tierra el trabajo de los demas. Mire solamente los videos que hay en la red de esos hijos de puta de la UIP -algunos- repartiendo porrazos INDISCRIMINADAMENTE a gente que solo iba a su casa. Y es que hay cosas que se tienen que limpiar desde dentro. Digaselo a su primo, cuñado y conocidos.

Santiago Bullard dijo...

Aquí la policía solo sirve para pedir coimas. Hace no mucho se metieron a robar en mi casa, se llevaron de todo, y la policía vino para decir "qué pena". Juraron volver para tomar huellas y qué se yo, pero obviamente no volvimos a verles las caras. Ganas de evitar la fatiga. Aunque algunos buenos deben haber, no lo dudo.

Tropa de Élite (cualquiera de ambas) es un peliculón y punto. Cada cual, a su manera, es genial.

Por cierto, recuerdo una historia que me contó un amigo de un tío mío hace un tiempo... Dijo que lo había parado una policía por pasarse un semáforo o algo así, y le puso una multa. Él la cogió y le dijo a la tomba: "Ya, yo pago mi multa, no te preocupes. ¿Y tú que vas a hacer más tarde?". Total, que terminaron saliendo juntos por unos meses. Y pagó su multa, además.

Kinezoe dijo...

A los medios sólo les interesa sacar la mierda; no es noticia que un poli bueno ayude a cruzar la calle a una anciana. Y los políticos siempre "moldearán" la realidad para tratar de hundir al adversario. Polis buenos y malos los hay en todos lados. Al igual que médicos, bomberos y pescaderos, por poner un par de ejemplos.

Me gustó la sinceridad y cercanía de este post. En estos monótonos días de finales de Agosto es usted uno de los pocos blogueros a los que sigo leyendo con interés y curiosidad. El vídeo no lo he visto (ya lo conocía). La canción está chula. Un saludo.

redrum dijo...

Joder, está hecho usted un broncas... miedo me da ir a visitarle y acabar en el calabozo.

Toda la razón del mundo en lo que dice, pero tanto usted como los medios caen en lo mismo: generalizar.

Eso sí, destaca mucho más el bofetón a la chica que, por ejemplo, la detención de la banda que cometía atracos en la A7, relativamente cerca de donde vivo.

Total, que lo que importa aquí es que cuento lo del terrorismo islámico, que nos ha dejado con la intriga.

1 saludo!

Isabel dijo...

Pero Mister.... me has dejado helá, te encañonaron con una pistola! que miedo!. Tienes razón sobre la policía, aunque pienso que hay de todo, como en todas partes, pero desde luego hay que valer y tener un espíritu diferente al común de los mortales. Saludos!!

Soundtrack dijo...

Mucho me temo, Lombreeze, que es el problema de siempre: las generalizaciones son peligrosas, y se tiende a tomar la parte por el todo... Todas las malas palabras las he visto dirigidas hacia los enajenados elementos vestidos de antidisturbios, pero siempre hay quien aprovecha para criminalizar a todo el colectivo...

¿O no es cierto que todos hemos oido este tipo de frases?: Los policías son unos violentos, todos los funcionarios unos privilegiados, los sindicalistas unos vagos, todos los políticos son corruptos, todos los que trabajamos en una oficina poseemos una sobrecogedora potencia sexual...

Y sí, puede haber manzanas podridas dentro de una impecable cesta, pero como dice Kinezoe, los actos heroicos no venden; es mas, es "su trabajo", así que no impresiona que lo cumplan, imagino :-/

En fin, solo es mi opinión...

miquel zueras dijo...

Uf, vaya nochecita, debió ser como estar metido en una película de Scorsese. A mí también me han puesto -y varias veces- las esposas pero no fue la policía sino una novia que tuve aficionada a ciertos juegos que ahora no vienen al caso. Saludos. Borgo.

Charlie dijo...

Como ocurre con cualquier grupo, ni todos son buenos, ni todos son malos. Y con la policía lo mismo, no todos son ciudadanos honrados, ni todos son matones a sueldo; el problema, ya no para la prensa, sino para mi personalmente, es que los que son matones a sueldo tocan bastante los cojones; sobretodo esos que son los típicos chulitos de barrio de veintitantos años.

Pero desde luego, sin la policía esta sociedad sería aún más caótica de lo que ya es.

Luis Cifer dijo...

muy buen texto, sí, señor.

Mr. Lombreeze dijo...

Lorenzo, no hace falta que se lo diga, lo saben mejor que usted y que yo.
Ojalá la intención de esos vídeos que usted dice fuera solamente denunciar a las manzanas podridas o los comportamientos inadmisibles de la poli.., y no para manipular al público con el fin crear un clima de opinión generalizada contraria a la Policía, o sea, al Estado para quererlos hacer aparecer como brazo ejecutor de dictaduras bananeras y, gracias a eso, tener barra libre para hacer lo que les salga de los cojones en futuras manis. Parece que lo de manipular se les da bien a todos (y luego están los que se creen intrépidos reporters destacados en Bosnia, que ya son otro mundo). La que se ha líado por algunos vídeos es de risa. Una poli cabreada pasada de rosca le suelta un bofetón a una chica histérica de 17 años y se tambalea el Estado de Derecho y la Democracia. Por otra parte las actuaciones impolutas en medio de un polvorín son como pedir peras a un olmo. En los dos "bandos".

Mr. Lombreeze dijo...

fiona, pues en mi caso, el acojone y las ganas de irme patas abajo me vinieron después, ya en el calabozo, cuando empecé a darle vueltas a lo que podía haber pasado. Curiosamente al final, en el suelo con la pipa en la cabeza convencido de que me la iban a reventar de un balazo (he visto muchas peliculas), la mente se me quedó como en blanco y solamente pensé "Bueno, this is the end, my friend" con una resignación que ahora me sorprende.

Santiago, jajajaja, macho, tu colega es un figura. Lo de ligarse a la poli que te pone la multa es de nota. La policía no va a arreglar el mundo, pero ayuda a que sea un poco menos malo. Yo creo que es una de las profesiones mas desagradecidas que existen, con diferencia.

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias Kine, es que ya me cansa lo del hombre que muerde al perro. Y que lo empleen los de siempre, pues ya estamos acostumbrados, pero que ahora nos machaquen con lo mismo aquellos con los que ideológicamente me siento más afín, me repatea las tripas. Si vas a una mani en la que hay riesgo de hostias, y lo sabes, y te comes una, pues te la comes y te vas pa tu casa y no a llorarle a las teles. Buena revolución nos espera si estamos hechos de esta pasta. Kine, ya ves que para atraer lectores en Agosto tengo que recurrir al sensacionalismo, jajaja, y contar mis desventuras carcelarias, como en el diario de Patricia, jajaja. No te me imaginaba yo a ti moviéndote al compás de los Cypress Hill...

Mr. Lombreeze dijo...

redrum, no he empezado una bronca en mi vida. Pero, a veces, te ves envuelto en ellas y oye, para que cobre yo, que cobre el otro. Soy así de generoso.
Yo también generalizo porque es imposible en un blog escribir de algunos asuntos de otra manera. Pero mi generalización es más cercana a la realidad.
A los medios les gusta sí, y a los otros también, que es lo que más pena me da, hala pues, combatamos al Sistema con las tretas del Sistema, sólo que en lugar de utilizar A3, Intereconomía, El Pais o lo que sea, pues con el youtube y el facebook. España vuelve a estar divida en dos bandos irreconciliables: los que le darían una hostia a la Katarina y los que se la darían a la subinspectora.

Mr. Lombreeze dijo...

Isabel, pues ya digo que fue una especie de shock tan extraño que ni siquiera sentí miedo (en el momento, luego en el calabozo...)

Soundtrack, ése tipo de comentarios y generalizaciones son más peligroas que p.e. "las rubias son tontas", las afirmaciones "sindicatos vendidos+políticos corruptos+policía asesina+etc, etc" han sido siempre y son el germen del totalitarismo.

Mr. Lombreeze dijo...

borgo, jajaja, pues las de la poli no hacen consquillitas ni van forradas de piel de tigre. Joder, aprietan de la hostia. Un policía veterano de buen corazón me las aflojó en comisaría.

Sí Charlie, coincido en que ciertamente indigna mucho más una manzana podrida en este tipo de colectivos que p.e. en el de los fontaneros que nos hacen facturas sin IVA, qué duda cabe. El abuso de autoridad enerva al más pintado, a mí el primero y es irrefrenable pensar eso de "yo te pago tu sueldo!!!", pero insisto en lo peligroso que es manipular los casos aislados para crear la sensación de que es lo general. Manis con polis secretas infiltrados las han habido de siempre, lo de que los manifestantes vayan armados con cámaras y a la caza de lo escandaloso hay que tratarlo con cuidado.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails