viernes, 20 de junio de 2008

A sus ordenes mi teniente.

Hoy vamos a hablaros sobre un cómic Francés. A mi parecer de lo mejorcito que hay. No es otro que el Teniente Blueberry. Y se trata de un cómic localizado en el Oeste, donde nuestro personaje Mike Steve Donovan, deserta del ejército confederado, ya que fue acusado antes del inicio de la guerra de asesinato. Y que mejor lugar para refugiarse que ahí. La vida de nuestro personaje es la de un perdedor, que no tiene ningún reparo en emborracharse, pelearse, etc...pero que siempre acaba ayudando a los necesitados de justicia. Por ejemplo los indios. Con los que alcanzara una gran intimidad y relación con ellos.
Creado en 1963, para la revista PILOTE. Sus padres no son otros que Jean Michel Charlier y Jean Giraud (Moebius) Basándose en el aspecto del actor Belmondo para el protagonista. En el cómic destaca los paisajes y como Vivian las gentes de esa época. Este cómic es precursor de las pelis del Oeste, en cuanto a detalles como encenderse la cerilla en la barba de la cara, o los típicos salones abarrotados de gente y coristas, entre volutas de humo, preparados para el duelo, se pueden encontrar en los cómics del Teniente Blueberry. Respeto al Giraud, tenemos que decir que su estilo cambia radicalmente cada vez que se pone a dibujar a Blueberry. También decir que a la muerte de Jean Michel, se hizo cargo de los guiones. Podemos diferenciar la obra de Blueberry en tres partes. Blueberry, La juventud de Blueberry y Marshall Blueberry. (Este ultimo participado con otros dibujantes)
Tenemos una peli del año 2004 basada en BLueberry, protagonizada por el marido de la Beluchi, Vincent Cassel, que es verdaderamente mala. Dirigida por el marciano Holandés Jan Kounen. Que se basa en los tomos de la Mina del Alemán perdido y el fantasma de las balas de oro. No se entera uno de nada, en una peli más que cansina. Nada que ver con lo bueno que es el cómic. Que ha diferencia del Americano, este es muy cuidado tanto en guión, como en dibujo. Ya que llevan una media de un tomo al año aproximadamente. Como siempre os digo, si tenéis oportunidad haceros con el. Y ya me diréis si vale la pena o no. Abrazo gusano para todos.

3 comentarios:

Soundtrack dijo...

Pues nada, supongo que te los tendré que pedir :-)

Mr. Lombreeze dijo...

Bueno, por lo poco que he leído de Blueberry yo diría que su estilo está más cerca del cine de Sergio Leone que del resto del Western. Por un puñado de dólares es de 1964...

Waldemar Daninsky dijo...

A mí Blueberry me caía bien por lo hecho polvo que acababa todas -o casi todas- sus aventuras y por su don de la oportunidad. Por ejemplo, esa vez en que, vestido de paisano, con varios wiskis de más encima y habiendo hecho trampas al póker comentaba que habia tenido que elegir entre sentar plaza en territorio apache o ser expulsado del ejército por culpa de un personaje fanfarrón, picajoso y lleno de prejuicios: el general Craig.
-¡El general Craig es mi padre! -exclamaba su interlocutor.
-Ah, entonces entiendo que también ud. prefiera a los apaches.
Otro momento inolvidable era el del indio que dice que "Nariz Rota" está practicando una magia mala de hombres blancos y en la siguiente viñeta vemos cómo Blueberry, baraja en mano, despluma a los incautos indios. O la estratagema con que sus viejos amigos McClure y Red Neck lo rescatan cuando iba camino del pelotón de ejcución.
Pero sobre todo, con las aventuras de Mike Donovan uno aprendía que admiración por el bueno no es incompatible con la fascinación por el malo. Ahí estaba el comandante Vigo, corrupto militar mejicano responsable de la degradación y encarcelamiento de Blueberry; el capitán Finlay, cabroncete desertor sudista, y mi favorito, el jefe "Águila Solitaria", también llamado "Quanah - sólo un ojo", indio astuto y tenaz.
Ah, qué tiempos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails