jueves, 28 de enero de 2010

150 aniversario del nacimiento de un genio: Gustav Mahler.

¿Checo o austriaco?, ¿judío o católico?, ¿genial compositor o gran director de orquestas?, ¿romántico o vanguardista?. Así, con cuatro preguntas sin respuesta, definimos nosotros al gran compositor Gustav Mahler plagiando la propia definición que Mahler hacía de sí mismo: "Soy apátrida por triplicado: nativo de Bohemia en Austria, austríaco entre los alemanes y judío en todo el mundo. Siempre un intruso, nunca bienvenido."

Mahler sufrió, como otros muchos judíos, el latente, bueno, el evidente antisemitismo centroeuropeo que un par de décadas más tarde acabó en lo que acabó. Y eso que para acceder al cargo de maestro de capilla de la Ópera de la Corte de Viena se convirtió al catolicismo porque, en el fondo, era un agnóstico. Casi como nosotros. Pero ni por ésas. Diez años después dimitiría víctima de una fuerte campaña antisemita y emigraría a los USA para hacerse cargo primero de la Metropolitan Opera House y más tarde de la Filarmónica de NY. Enfermo de endocarditis pidió volver a Viena para morir allí, y tres meses después falleció en la gloriosa Viena de Mahler, de Freud y de Zweig. Dicen que lo último que dijo fue: "¡Mozart!".


No se libró de la maldición de la 9ª sinfonía, (dejó su 10ª inconclusa), ésa que dicen que amenaza a los músicos desde que Beethoven muriera dejando nueve sublimes sinfonías, al igual que Schubert y Bruckner. Nadie se atrevía a componer 9 sinfonías porque después te morías, (yo mismo por ejemplo no compongo 9 sinfonías por esa razón y aún voy más lejos: no compongo ni una), hasta que llegó Shostakovich y creó 15, siendo su 9ª la más ligera, cachonda y graciosa, como para quitarle gravedad al tema. Después de que Shosti acabara con la maldición del 9, casi nadie ha compuesto 9 sinfonías y mucho menos 15, pero es porque ya no saben.

La música de Mahler es fácilmente reconocible a pocos compases que se escuchen de cualquiera de sus obras. Su conocimiento de la orquesta, fruto de su elogiada labor como director, es profundo y detallado, lo que da como resultado unas orquestaciones prodigiosas. Mahler es capaz de cantarnos y contarnos las más alegres melodías y sumergirnos en los más tristes sentimientos en una misma sinfonía.

A Mahler le sucedieron cosas muy tristes que ya os contaré. Sin embargo, casi todas sus sinfonías terminan de forma alegre. Parece que nunca perdió la esperanza o, al menos, aceptaba con resignación las dificultades de éste nuestro doloroso paso por la vida que, a veces, es un camino un poco cuesta arriba. Una vez comentó de su música: "No me gusta que el mundo tenga que oír estas canciones tan tristes". Así que vamos a escuchar algo hermoso y alegre de Mahler, pese a que sus momentos más populares son los lentos y tristones.

Comencemos por el principio: Sinfonía n.1 "Titán" en Re Mayor (1888), una sinfonía creada por el amor que Mahler sentía hacia la naturaleza del país que le vio nacer y que tuve la suerte de escuchar en nuestra amada ciudad esta misma semana.

II Movimiento, Kräftig bewegt ("poderoso, agitado"), en el que se alternan dos temas de un marcado carácter de danza, un ländler y un vals. A la batuta, el maestro Charles Dutoit.


9 comentarios:

Lucifer, Becario del Mal dijo...

que suerte que tiene amigo. No se programa a Mahler muy a menudo.
saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Muy interesante, a mi que estoy pez en clasica, estas pildoritas divulgativas y los videos que nos pones me van de perlas. Por cierto que me debes un post de Liszt!

Saludos

David dijo...

Qué entrada más Mahleriana. Sigue la misma progresión de acordes con la que finaliza la Canción de la Tierra de Mahler como hicieron aquellos dos plagiadores.
Y ahora más en serio. Estoy tan pez en clásica como el Dr. Quatermass, pero me ha encantado el post, y debo confesar que has hecho público el motivo por el que no me dedico a componer sinfonías...
Si empiezo algo, soy de terminarlo.. y le tengo miedo a lo del nueve.
Pobre Gustav! Qué vida más triste (bueno, no, que eso tienes que contárnoslo todavía...así que no iré a leerlo en mi enciclopedia musical).
El vídeo ni lo he visto.. pero suena muy Biehnler. De hecho, lo estoy escuchando mientras escribo aquí. Aunque debes ir poniendo otros, porque a pesar de mi desconocimiento de clásica, la número 1 es el único disco que tengo de Mahler. Aunque hacía la tira que no lo había vuelto a oír. Cómo me enrollo. Un saludo.

redrum dijo...

Jajajaja! La maldición la puso Beethoven por orgullo y salud a los futuros compositores, que después de las más de 100 que compuse Haydn llegó a la conclusión que eso no era normal.

"9, y al hoyo." Esas fueron sus last words.

Y tanto que dijo "Mozart!", como que suena un tema de Mozart en el video! Sublime, por otra parte, aunque me pone más cuando ataca con tristeza.

1 saludo!

Mr. Lombreeze dijo...

Pues sí, de hecho en mis 20 años de asistencia a conciertos de música clásica solamente he escuchado Mahler en dos ocasiones!!!. Y Mahler es uno de mis top 10 ever. El primer compositor "moderno" que me emocionó.

Y nunca había escuchado, hasta el miércoles, su sinfonía n.1. Afortunadamente, este 2010 se cumplen los 150 años de su nacimiento y la cosa va a cambiar un pelín.
Mahler vuelve a Zaragoza el próximo 21 de Marzo con su sinfonía n.4. y, ATENCIÓN, el 13 de Mayo con su sinfonía n.10 que finalizó allá por los 70 el musicólogo Deryck Cooke.

Tranquilos amigos que escucharemos más Mahler este año, incluyendo en famoso y cinéfilo Adagietto de su 5ª.

redrum, qué tema de Mozart suena aquí?, no caigo.

Mr. Lombreeze dijo...

Doc, tengo la entrada de Liszt guardada en los borradores,y dedicada a ud., desde Noviembre pasado!. Se lo juro. Qué cabecica la mía...

redrum dijo...

Sonata para piano nº11, K331.

http://www.youtube.com/watch?v=GNDz3_7LS_w

A partir del minuto 5 de su video el tema recuerda especialmente al de Mozart ;)

1 saludete!

Mr. Lombreeze dijo...

A mí me cuesta verle la semejanza, pero la influencia de Mozart en la música de Mahler es indudable. Puede, además, que ambas obras estén influidas por el folklore austriaco. El segundo movimiento de esta sinfonía tiene claramente el aire y toda la intención de un baile folklórico de la patria de estos dos grandes genios.

lunes dijo...

Desde mi atrevida ignorancia, creo una de las mayores influencias de este Mahler para ser músico fue el cabrón de su padre, o por lo menos algo así dijo Freud. Yo creo que Viena también influiría algo....je je

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails