Bienvenidos a De Gusanos y Lombrices. Sé Bienvenido... si vienes de buenas, claro.

viernes, 30 de marzo de 2012

The WTF Movies: Insidious (James Wan, 2010). El Descojone padre.

Hacía meses que no me reía tan a gusto viendo una película en casa. En serio. Pero es que... ¿¿¿¡¡¡¿¿¿ cómo no me voy a descojonar viendo un bicho como éste???!!!???.


Me refiero al bicho rojo de atrás, no al actor Patrick Wilson aunque sea, -junto a Sam Worthington y Daniel Brühl-, uno de los más inexpresivos rostros de la actualidad cinematográfica.

Reconozco que disfruté viendo
Saw allá por el año de su estreno, aunque posteriores visionados parciales en tv me han decepcionado un poco porque es una película con una premisa argumental que quema su único cartucho tras el primer visionado pero, vaya, que la propuesta era original y, en cierta medida, sí que revitalizó el género de terror-gore (al menos del terror que nos dan los sicópatas sevenianos). El resto de la filmografía de su director, el austaliano James Wan, no me había atraído en absoluto hasta que me decidí el fin de semana pasado a ver Insidious, una película cuyo principal atractivo residía en que parecía despertar filias y fobias a partes iguales. Así que, finalmente, he visto Insidious con una expectativa tan poco exigente como la de que me revitalizara un poco el viernes noche. Con eso me conformaba.

Ahora espero que ninguno de mis amigos fans de Insidious se sientan ofendidos ni incómodos en esta su casa (porque no es ésa mi intención para con ellos) por lo que voy a decir a continuación: Insidious es una memez (todo lo contrario que yo opinan my friends Insanus y David Amorós).

Prácticamente no existe nada en Insidious que no esté directamente tomado de alguno de los clásicos del cine de terror que van desde la magistral Suspense (1961) o la acongojante El Carnaval de las Álmas (1962)..,


.., pasando por la icónica Poltergeist (1982) o las inigualables e inalcanzables El Exorcista (1973) y El Resplandor (1980), y continunando con etc, etc de innumerables similitudes argumetales y estéticas de multitud de películas de casas encantadas amityvillianas, y posesiones demoniacas. Indisidious incluye también, of course, un epílogo sorpresa como lo han venido haciendo casi todas las películas malas de terror desde Viernes 13 (1980). Una firma que viene a decir "vale, es verdad que todo esto que te acabo de contar es una chorrada como un piano, pero a que esto otro del final no te lo esperabas". Una pena.


Tanta referencia en Insidious me hace llegar a la bienintencionada conclusión de que la película es un condensado homenaje a todo un género, lo que no tiene, a priori, nada de malo. Lo malo es el resultado final: es lo que técnicamente se conoce en el mundo del cine con el término "batiburrillo". Y es que el guionista Leigh Whannell monta todo un elaborado planteamiento metafísico para que unos fantasmas acaben por venir a darnos sustos haciendo chirriar puertas, tirando al suelo jarrones y apareciendo repentinamente como hacía mi abuelo por las noches cuando se levantaba a mear.

El protagonista de Insidious no es ni la casa, ni el niño, ni la madre, ni el padre, ni la abuela médium, ni los bufones cazafantasmas, ni los fantasmas, ni el demonio de pezuñas y garras. Son todos a la vez pero ninguno en concreto. ¿Eso es bueno o malo?. A la vista de los resultados es catastrófico.

Los fantasmas de Insidious son estéticamente ridículos (esto es imperdonable) y no dan mucho miedo por lo que el compositor Joseph Bishara ha tenido que currarse lo de la banda sonora para enfatizar el asunto y redundar con los chirridos de sus violines los de las bisagras de las puertas de las enormes mansiones de la película (al final va a resultar que mi padre tenía razón cuando decía: "cuanto más grande es la casa, más hay que limpiar").

Pero seamos justos y vamos a concederle a Insidious el par de méritos que sí tiene: 1.- conseguir que una casa muy bonita resulte inquietante a plena luz del día (aunque más mérito tuvo lo de Chicho cuando lo consiguió con un pueblo entero) y 2.- conseguir que el guión dé un giro inesperado en la primera parte de la trama. Pero no es suficiente para salvar a Insidious del abismo cinematográfico al que pertenece porque la segunda mitad es.., es que es.., delirante, chapucera, precipitada, torpe y ridículamente naíf (esto último es lo que resulta a muchos atractivos, como la perenne sonrisa de oligofrénica que lucía Audrey Tautou en Amélie). Ah, casi me olvido, quédense hasta el final de los títulos de crédito que cierran la película porque, ¡¡¡no se lo van a creer!!!, se van a llevar un sorpresón (espero que se note la ironía).

Es verdad que Insidious no deja indiferente: mi mujer pasó miedo y yo me partí el ojete.

19 comentarios:

fiona dijo...

jajajajaja, el bicho de la primera foto parace que lo hayas pintado tú con el paint...confiesa...jajajaj. No me suelen gustar este tipo de pelis porque no suelen cumplir su cometido, que es asustarme, pero cuando tenga ganas de reirme, lo mismo me animo.

1besico!

David dijo...

No la he visto (y no sé si caerá algún día). Lo de tu abuelo me ha hecho gracia...
Estoooooo... A mí Amelie me pareció una chorrada, pero Audrey estaba muy mona (con lo de oligofrénico te has pasado, tío; pero reconozco que también me ha hecho gracia)...
Ala. Buen fin de semana.

MrMierdas dijo...

A quien se le ocurre... Tan mal andas de pelis maño...

el bocón dijo...

La pelicula no la he visto y dudo mucho que la vea pero esto para ti no es novedad. Me ha resultado muy familiar y próxima imaginar la escena de su abuelo camino al baño pero vamos a lo que vamos; por escribir esto:
"como la perenne sonrisa de oligofrénica que lucía Audrey Tautou en Amélie" te mereces todos mis respetos, que ya los tenías, pero ahora mucho más.
un abrazo y recuerdos del Ballerini.

el bocón dijo...

Pd: Por cierto a todo aquel que vote por Era se una vez en América como mejor película le regalo mi colección de cromos del Orzowei, generoso que ando.

redrum dijo...

No me pareció especialmente chanante, pero la gracia era tener el refrito y darle un twist al formato, que está muy trabajado.

Ahí lo dejo...

Un saludo!

Mr. Lombreeze dijo...

@MrMierdas, me gustan las pelis de terror: si son buenas, me asusto y si son malas, me parto el ojete. Nunca pierdo. Si llegamos a ver esto juntos en casa con las jefas, nos pegamos una partida de ojete antológica. Te lo digo yo.
Esta la vi porque la recomendaron Insanus y David Amorós, dos tipos de los que, pese a esto, me sigo fiando.

@fiona, yo con el paint soy mejor que eso. Acuérdate de nuestro fake con el culo de la Johanson. Esta peli la ves con dos colegas y tres copas y es oro puro.

Mr. Lombreeze dijo...

@Monsieur Boucon, los abuelos errabundos son algo que los de nuestra generación hemos conocido pero que creo que, lamentablemente, los de la próxima no conocerán. Ellos se lo pierden. Gracias, espero hacerme perdonar eso de haber incluído a un grupo escocés en una entrada del blog. Y que conste que a mí Audrey Tautou me parece una chavala guapísima. Me gusta mucho.
Yo por tu colección de cromos de Orzowei (laralalalalalá, laralalá, lalalá) soy capaz no ya de votar por Erase una vez en Amércia sino que incluso soy capaz de jurarte que entiendo su fin

Mr. Lombreeze dijo...

@David, a ver si no nos hacemos la picha un lío.
esto es una tía muy mona:
http://www.celebs101.com/gallery/Audrey_Tautou/13688/audrey_tautou_photo_55.jpg

y esto es una retrasada mental:

http://www.cineismo.com/criticas/ameliz.jpg

Mi abuelo me daba unos sustos de cojones, salía sigiloso cual ánima errabunda.

Mr. Lombreeze dijo...

@redrum, veo que te pilló con las defensas bajas, lo mismo que parece que a mi me pilló con la risa floja. Las intenciones son buenas, pero el resultado no, que es el mal endémico y el gran reto a superar por el trabajado género de terror.

José Fernández dijo...

Sobre lo de Amelie: que la gente que se supone que le pide algo más al cine se quedase prendada de semejante bobada (que tiene su encanto, si, pero que no es menos babosa y sentimentaloide que Pretty Woman, por ej.) me dejo flipado. Yo encima fui a verla al cine con una amiga intima (ejem) y otra pareja y me tuve que morder la lengua, cagóndios!!! (permitame el pequeño desahogo, pardiez)

Mara dijo...

Al menos tú la has visto en casa... A mí me la recomendaron fervientemente y la vi en el cine previo pago. Y me gustó tanto como a ti. Amelié me encanta, cada uno lleva lo suyo, supongo, jajajaja. Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

@José Fernández, es que el rollito bohemio-parisino idílico sigue teniendo mucho tirón entre gran parte de la audiencia. Amén hermano, desahogarse es buenísimo para la salud.
No es que yo creo que Amélie sea una película mala pero creo que no es para tanto. Y no empatizo con ese tipo de personajes bobalicones y naífs como Amélie o Forrest Gump. No me fío de ellos, jejeje.

Mr. Lombreeze dijo...

@Mara, jajajaja, pues siento el desembolso. Mi sentido arácnido me advirtió de que me ahorrara los euros de la taquilla del cine.
Amélie te gusta a ti y a mucha gente inteligente que conozco y respeto. Insisto, no es que a mí no me guste pero reconozco que la vi con unas expectativas tan altas que luego no se correspondieron con lo que yo vi en esa película que la primera vez me horrorizó un poco y la segunda me hizo algo de gracia, sobre todo lo del enano de jardín viajero.

David Amorós dijo...

Hombre Mr. Lombreeze, como me voy a cabrear por ésto con lo que llevamos encima. Por cierto, no sé que ocurre que tu blog no se actualiza en el mío (en mi lateral) y he entrado un poco extrañado de que no cumplieras tu promesa de rajar una peli que me gustó,de repente me he acordado, porque como casi todos mi referencia para leeros es la actualización en mi blog. ¿Solo ocurre en el mío? ¿Lo sabes?

Respecto a la peli, en realidad estoy bastante de acuerdo con lo que explicas, solo que lo que ati te parece malo a mí me gusta. Conste, como dices, que es una película que no suele tener término medio, o bien te parece una de las mejores cintas de terror de los últimos años (tampoco muchos) o te parec una estupidez. Es obvio que copia modelos de cine de los ochenta y anterior con casas encantadas y parafernalia ochentera. No es original, la verdad. pero creo que usa ese ejercicio e nostalgia para de alguna manera volver a poner la calidad que se le había escatimado a estas películas hacía mucho. PAra mí la primera mitad es buenísima. Y sí, me produjo inquietud y hay un par de susutos de lo mejor que he visto últimamente. Y me parece muy bien dirigida. LA segunda parte es totalmente pasada de vueltas. Y claro, a muchos les indigna. A mí me parece divertida, aunque es muy inferior a la primera e incluso puedo entender a los indignados, pero me cayó en gracia. En fin, dentro del cine de terror, para mí una película de las más ivindicables de los últimos dos, tres años. Un abrazo friend.

Isabel dijo...

Joer, Mister, eres un tipo duro, pero es verdad, a mi me dio miedo la primera parte, la segunda no. Está clavada la imagen comparativa con el espectro del Carnaval de las almas, no había caído.
Un abrazo.

Santiago Bullard dijo...

¿Ahora puedes responder por comentarios? Qué nivel el que se respira en Gusanos y Lombrices, jaja! Por cierto, olvidé lo que iba a comentar... es que llevo todo el día trabajando.

Mr. Lombreeze dijo...

David, te daria otro abrazo, pero me he roto el codo derecho...
Lo del blog... ni idea, cosas de blogger???

Mr. Lombreeze dijo...

jajajajaja, http://www.goear.com/listen/1429fbb/no-soy-tan-duro-aunque-tenga-nombre-de-ganster-los-elegantes

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails