lunes, 22 de septiembre de 2008

Una obra de arte: "El Gran Desfile", 1925. King Vidor.

Esta entrada no contiene spoilers. ES UN GIGANTESCO SPOILER en sí misma. Pero no pasa nada, porque aunque os cuenten de cabo a rabo de qué va "El Quijote", hay que leer "El Quijote" para experimentar toda su grandeza. Pues lo mismo con esta película.
Os voy a contar la hermosa historia de "El Gran Desfile".

James Apperson, (John Gilbert), es un joven norteamericano hijo de papá. Pertenece a una familia acomodada y nunca ha dado un palo al agua. Tiene una novia de toda la vida y una mami que le adora, le mima y le consiente todos sus caprichos. Cuando los USA deciden intervenir en la Gran Guerra europea, jóvenes americanos de todas las clases sociales se alistan voluntariamente a mansalva con la idea de pegarle personalmente un tiro al kaiser y llevarse a casa, de recuerdo, su sombrero agujereado. Así son los yankis.
Jim, que es un tarambana, pasa al principio del asunto pero claro, la novia empieza a decirle que qué guapo va a estar de uniforme, el padre le da la murga porque es un vago, etc, etc, y un día se encuentra con uno de esos desfiles patrióticos por las calles de NY que llaman al alistamiento a los excitadisimos jóvenes y Jim termina por alistarse y se va a la guerra, con las bendiciones de toda su familia, más contento que unas castañuelas.

"What a thing is patriotism! We go for years not knowing we have it. Suddenly - Martial music!...Native flags!...Friends cheer!...and it becomes life's greatest emotion!".

Durante la instrucción se hace amigo de un par de jóvenes de clase humilde, Bull y Slim, con quienes es finalmente acantonado en un pueblecito francés a la espera de ser destinado al frente. Es allí donde conoce a Melisande, (Renée Adorée), una linda francesita que enamorará a Jim casi al primer vistazo. En el tiempo que el destacamento de Jim permanece a la espera, surgirá el apasionado amor entre Melisande y Jim. El idioma no será un problema:

- Me...you...tres...much...love. Gee...aimy...vowse...boo...coop!
- Je suis tres contente. I...am...verree...happee!

Pero el cuento de hadas termina el día en que finalmente Jim, Bull y Slim tienen que ir al frente a combatir...
Bueno, os acabo de destripar la primera hora de la película. Una preciosidad que nos va preparando para lo que se nos viene encima: La dramática y genial segunda parte, -otra horita más- de "El gran desfile". Esta otra mitad la vamos a resumir casi sin palabras, solamente con 4 secuencias para que os hagais una ligera idea de la maravilla de la que estamos hablando.

***ACTUALIZACIÓN 07 JULIO 2009***:
LO SIENTO AMIGOS, YOUTUBE PARECE QUE ESTÁ DE ACUERDO CON QUE LA WARNER SIGUE TENIENDO LOS DERECHOS SOBRE LAS IMÁGENES DE UNA PELÍCULA QUE TIENE MÁS DE 80 AÑOS Y ME HA OBLIGADO A SUPRIMIR LOS VIDEOS. ESTO ES INDIGNANTE. VIVA LA PROPAGACIÓN DE LA CULTURA.
LAS IRÉ REPONIENDO POCO A POCO EN CUANTO PUEDA.
*************************************

1.- Jim se va al frente. (Bueno, bueno, bueno. Atentos a la despedida de Jim y Melisande. Una hermosura, cima del romanticismo en el cine).



2.- Jim se entera de qué va la guerra. (Escena rodada por el maestro King Vidor 73 años antes que "Salvar al soldado Ryan").




3.- Jim vuelve a casa. (Si no se os saltan las lágrimas con esta escena es que tenéis horchata en las venas en lugar de sangre).



4.- Jim vuelve a Francia a buscar a su amada. (El amor triunfa).



Ay madre, qué maravilla. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo?. No os lo había dicho antes, pero "El Gran Desfile" es una película muda y una de las mejores películas de todos los tiempos. También fue un auténtico bombazo de taquilla, (MGM tuvo que sentarse a renegociar esa clausulita que le habían puesto en el contrato a Mr. Vidor que hablaba noséqué de un 20% de los beneficios...), muestra del talento y buen olfato del mítico productor Irving Thalberg que añadió al montaje original de Vidor muchas más escenas de guerra. Esto se lo agradecemos infinitamente a Mr. Thalberg pues es una delicia ver cómo un maestro como King Vidor controlaba a la perfección ya hace más de 80 años el montaje, los encuadres y el ritmo que tiene que tener una mega escena de combate. Mítica es la secuencia de los 200 camiones, 100 aviones y 3000 extras yendo al frente, o sea, el gran desfile que da título al film.
El protagonista absoluto de "El Gran Desfile" es John Gilbert que borda su papel y nos hace creíble la transformación de Jim de niñato mimado a un curtido veterano de guerra.
"El Gran Desfile" es ante todo una historia de amor enmarcada en tiempos difíciles, los de la Primera Guerra Mundial y fue concebida como una película romántica de entretenimiento. Pero la maestría de King Vidor al mostrar la guerra como es, sin glorificarla, la ha convertido, sin pretenderlo, en quizás la primera película anti-belicista que, junto con "Sin novedad en el frente", 1930, de Lewis Milestone, (ésta sí que tiene el título oficial de primera obra maestra de vocación anti-guerra), y "Senderos de Gloria", 1957, de Stanley Kubrick, forman la Santísima Trinidad del cine anti-bélico. Un anti-belicismo contado por tíos valientes, quienes, después de cumplir con su parte y simplemente contando lo que valerosamente han hecho, nos transmiten la crudeza y el horror de una experiencia que espero que nunca tengamos que vivir en primera persona.

Recomiendo encarecidamente que la veais en la versión que incluye la banda sonora que creó el compositor Carl Davis en 1980 con motivo de su relanzamiento en vídeo por parte de la MGM y la británica Thames dentro de su Silent project. Es una delicia de música que ayuda a disfrutar de las bellas imágenes del siempre diferente cine mudo.
Valoración: Obra Maestra.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

increible y maravillosa demostracion del amor!!!!!!!!!!

Soundtrack dijo...

Senderos de Gloria pude verla por fín el sábado pasado... Las otras dos, pues deberán quedarse en el saco de "¿Para cuando?" una temporada...

A ver...

Jeremy Fox dijo...

La escena final del reencuentro en Francia me parece simple y llanamente de los mejores finales jamás filmados. Es muy difícil emocionar así.

Saludos y enhorabuena por el post.

David dijo...

Tremendo King Vidor. Jo! Ver estas imágenes con el logotipo de la 2. Aquí descubrí yo esta maravilla en el ciclo que dieron sobre el cineasta. Más que un maestro me atrevería a decir, tal vez mi director de cine favorito de todos los tiempos. Yo esta sólo la he visto tres veces, pero ¿sabes cuántas veces la vio el pintor Andrew Wyeth?
Lo tienes por aquí: http://archive.sensesofcinema.com/contents/07/43/king-vidor-andrew-wyeth.html
Un saludito.

Mr. Lombreeze dijo...

Bueno David, ya ves que en el Mundo Gusano no tuvo mucha repercusión ni levantó pasiones a la vista del número de comentarios. Así que qué bueno es leer comentarios como el tuyo sobre esta hermosísima y maravillosa película.
Pues el enlace que me pones me lo leo a la vuelta de vacaciones. Gracias ;)

Ca dijo...

Ejem, yo también descubro tarde esta entrada pero coincido en que se trata de una magnífica película. Puede ser la abuela de las películas anti-guerra, de enorme influencia: recuerdo que la que también citas y, coincido contigo también estupenda, Sin Novedad en el Frente contiene una escena similar a la del cráter en el que cae Jim. Aunque es cierto que todo queda un pelín subsumido por la necesaria historia de amor ya que como bien comentas es un producto comercial (de su época pero lo es), las escenas de guerra acaban convirtiéndose en una denuncia a la barbarie que supone ésta. Y no olvidemos que podemos considerar que la primera parte de este Gran Desfile se narra bajo parámetros cómicos (había por ahí un gag con un tonel) y que despliega hallazgos como el del chicle como metáfora de las diferencias culturales. Bueno, como ves, coincido en que es una gran película. Saludos.

Mr. Lombreeze dijo...

@Ca, descubrir tarde esta entrada es pecado venial, pecado mortal sería descubrir tarde la película, verdad?. Efectivamente, decana del antibelicismo al menos en el cine comercial. Es que recordemos que es, sobre todo, una película de amor. A mí me parece que el resultado final de la combinación de estos dos elementos es brillante. Sí, la primera parte más ligera hace que el bofetón de realidad de las trincheras sea todavía más contundente. Nuestra admiración por esta película está más que justificada. Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails