lunes, 17 de septiembre de 2012

Buenas Películas que me hicieron un hombre mejor. El Entretenimiento y el Cine.

Leíamos el otro día en el blog opciones avanzadas unas declaraciones de David Cronenberg en las que el director canadiense venía a decir que una película que es una adaptación de un cómic de superhéroes (se refería a la última de Batman) es lo que es, o sea, una adaptación de un cómic, o sea, cine para adolescentes. Y ya está. El tono peyorativo se lo pueden poner, o no, ustedes si así lo desean. Yo coincido con Cronenberg pero sin peyorativizar nada porque me gusta el cine para adolescentes aunque no me guste la trilogía TDK de Nolan. Pero entiendo que lo que nos puede sacar de quicio a los más viejos del lugar, como Cronenberg y yo, es que los fans de TDK nos intenten vender la moto con sus reflexiones acerca de la trascendencia del mensaje de un señor con capa que combate el Mal que asola a una Ciudad - Estado. Pero, ¿por qué no les vale con que la película sea entretenida?. Porque el entretenimiento les acompleja. 

Yo, que soy más burro que Cronenberg, tras confesarme cinéfilo crónico tengo que decir que cualquiera puede ver muchas películas sobre la WWII pero hasta que no se empape de unos cuantos tochazos de libros de Historia sobre la WWII, no tendrá ni puta idea de qué es lo que pasó en la WWII. Porque para empezar a entender algo de, por ejemplo, el colaboracionismo gabacho, hay que tragarse, al menos, las cuatro horas de duración de La Tristeza y la Piedad, como hizo Woody Allen en Annie Hall.


Hay películas cojonudísimas que he visto mil veces y que volveré a ver otras mil, pero que resultaron ser una experiencia intelectual diferente a la de leer libros como, por ejemplo, La Peste de Albert Camus, Armas, Gérmenes y Acero de Jared Diamond, La Jungla de Upton Sinclair  o La Investigación Científica de Mario Bunge. ¿Entonces qué?, ¿voy a dejar de ver películas para dedicar mi vida a la lectura con el fin de convertirme en un ser supremo?. Anda ya.

El cuidado del cerebelo no es más importante que el cuidado de las vísceras. Todo Arte es, a fin de cuentas, un provocador de razonamiento. Han sido más los libros que han cambiado mi pensamiento que las películas que lo han hecho pero, a cambio, son más las películas que me han entretenido. Y, para mí, el entretenimiento es (tras el hecho de procrear y dar de comer a la progenie) el acto más noble y supremo al que puede dedicarse un ser humano.

El entretenimiento no me acompleja, lo mismo que no acomplejó a Cervantes cuando creó una novela con la que sus contemporáneos se descojonaban. Yo no pongo al bufón por debajo del filósofo. Así que las guerras de intelecto versus entretenimiento de cineastas o cinéfilos me parecen ridículas. Los realizadores que reniegan del entretenimiento en el cine son unos tipos desubicados demasiado preocupados por que la teórica cinematográfica les respalde y les dé prestigio ante los ojos de las Bellas Artes. Son unos acomplejados por el, todavía existente, desdén universitario o museístico. Pero las catedrales del Cine no deberían ser las Universidades o los Museos, sino las Salas de Cine.

El caso es que, por supuesto, hay un gran número de películas a las que les otorgo el mérito de conseguir que yo me replanteara algunas de mis convicciones, que revisara algunas de mis prioridades vitales o que, sencillamente, son películas que lograron alterar alguna de mis sensibilidades. Aquí van las primeras que me vienen a la cabeza a bote pronto.

Dejad Paso al Mañana (1937, Leo McCarey ). 


En la mayoría de las películas que vemos, los viejos son viejos. No son personas. O sea, los viejos de las películas son la generación siempre derrotada, la que los jóvenes siempre hemos superado, la que se ha quedado obsoleta porque no sabe programar el vídeo. Son los putos Umberto D. Pero todos llegaremos a viejos... Cuentos de Tokyo es una celebérrima película de Yasujiro Ozu que lleva la fama de ser la gran película sobre la soledaz de la vejez y el lugar de los ancianos en la familia pero, 30 años antes, Leo McCarey hizo una mejor. Y se titula Dejad Paso al Mañana


La Diligencia (1939, John Ford). 


Puede parecer sorprendente que el primer recuerdo que tengo de este western sea el del tema de la dignidad de los parias. La Diligencia los trataba con ternura y eso me conmovió profundamente y me enseñó que la nobleza puede vivir en los corazones de las prostitutas y de los médicos alchohólicos. Desde que vimos La Diligencia, nosotros también huímos de las ligas de la virtud. Ah, sí, otra cosita: sale un banquero malo que huye con el dinero que ha robado...


El Tren (1964, John Frankenheimer). 


¿Cuántas vidas humanas sacrificarían ustedes por salvar el Museo del Louvre?. Yo ninguna. Yo le prendo fuego a la Mona Lisa si con eso consigo salvar la vida de un bosquimano de 86 años. Lo aprendí viendo esta magistral película que recomendábamos aquí.


Zelig (1983, Woody Allen). 


Zelig es la Biblia de los tipos como yo: los tipos con mucha personalidad. Al protagonista de la película de Woody Allen le costó muchos sudores conseguir reunir el valor suficiente para proclamar en voz alta que Moby Dick era un coñazo. Coincido con Zelig: Moby Dick es un coñazo, Dreyer es un coñazo, Gran Hermano es una puta mierda, la Leche de Soja es una puta mierda, El Big Mac es un manjar, los vinos tintos españoles me saben a coñac y Sara Carbonero no está buena. Hay que cultivar la personalidad propia y alardear de ello, of course.


Senderos de Gloria (1957, Stanley Kubrick). 


Es la primera película que recuerdo haber visto sobre los desastres de la guerra. ¿Pudo haber ocurrido algo así?, ¿existieron unos generales tan despiadados e inhumanos como los de esta película?, ¿fueron capaces de bombardear y fusilar a soldados inocentes de su propio ejército?. Pues sí. Tremendo. Descubrí el significado de la expresión "carne de cañón". Me hice objetor.


Las Uvas de la Ira (1940, John Ford). 


"Un tío con un millón de acres y mil granjeros muriéndose de hambre". Esto lo filmó un señor de derechas. Fue un shock descubrir que los todopoderosos estadounidenses habían pasado hambre. La nación más poderosa del mundo había estado llena de cuerpos famélicos. Y la culpa de todo ello era de... otros estadounidenses gordos, ricos, avaros e hijosdeputa. Los cínicos, los egoístas y los malvados siempre nos hablan de eso de que el izquierdismo es un mal que se cura con la edad.  A Tom Joad le pasó todo lo contario. "Donde quiera que haya una pelea para que los hombres puedan comer, ahí estaré". Amén. En estos días de crisis tan entrañables, la revisión de esta película es obligada. La lectura de la novela de John Steinbeck también. En fin, Las Uvas de la Ira es una de las mayores factorías de frases cinéfilas de la Historia del Cine. Ésta, concretamente, sigue siendo uno de mis diez mandamientos; "Estamos vivos. Somos el pueblo que sobrevive a todo. Nadie nos puede destruir. Nadie nos puede detener. Le hacemos frente a todo". 


Los Viajes de Sullivan (1942, Preston Sturges). 

Para el que tenga la desgracia de no haberla visto todavía: Sullivan es un director de comedias de éxito. Sin, embargo.., ¿comedia?, eso no es serio, hombre, eso no es intelectual, eso no es trascendente ni supremo. Sullivan siente que tiene que realizar una gran película que trate, con la mayor solemnidad posible, sobre el Tema de temas: La Vida, la Realidad. Sullivan aspira con ello a convertirse en un gran Creador artístico que conseguirá con su gran Obra construír una conciencia social en el público. Así que Sullivan abandona su jaula de oro y sale a recorrer los caminos haciéndose pasar por un paria más de los tantos que vagabundearon por los deprimidos USA. ¿Y qué es lo que acaba enseñándo la Vida a Sullivan?.., pues que el más noble fin al que puede aspirar un creador es... ¡¡¡entretener a sus semejantes!!!. "La risa, que hace bien a los hombres". Amén.

A continuación, una de mis diez escenas de cine favoritas ever ("Am I Laughing?"):

24 comentarios:

fiona dijo...

Joder lombriii, cómo me gustas. El entretenimiento en el cine es esencial. A mí me da igual lo profunda y estéticamente perfecta que sea una película si me aburre. Complejos fuera, aunque yo tengo bien pocos, jajajaj.

De las películas que te hicieron replantearte cosas, creo que no he visto ninguna, digo creo porque La diligencia me suena tanto que puede que la haya visto...no sé, pero lo mismo cuando las vea todas me transformo!

Yo quemo la Mona Lisa y el Louvre entero. Eso ni se pregunta.

1besico!

PEPE CAHIERS dijo...

Buena selección e incontestable, y es que el cine de entretenimiento ha permitido no solo su propia existencia, sino además la de otras propuestas, supuestamente profundas, y con la narcisista idea de que eran la profundidad artística hecha fotogramas. No obstante, el final de "El caballero oscuro" tenía algo más que simple entretenimiento...

Angel dijo...

Y qué es el entretenimiento amigo mío? yo me lo paso de puta madre con "Carretera perdida" y mi novia me dice que eso es un coñazo sin pies ni cabeza...
Sobre Nolan y Batman ya hemos hablado demasiadas veces, incluso más de las que el propio Nolan merece...
contra más mayor me hago encuentro más placer en los libros que en el cine y prefiero utilizar mi tiempo en la lectura que en el visionado de películas...la suerte es que una película demanda mucho menos tiempo que la mayoría de libros, porque sino, no vería películas a estas alturas de mi vida o vería muy pocas...
Mi padre (cinéfilo en su juventud) siempre me ha dicho "peliculitas, peliculitas, sal a la calle y vive la realidad

Mara Miniver dijo...


De esta meditada lista me quedo con dos cosas: que aún no he visto "El tren" –creo que tengo que ponerme a ello ahora mismo– y que no suelo ver por internet esa maravilla que es "Dejad paso al mañana". Qué tierna es, sniff...

miquel zueras dijo...

Ante tanta película alargada como estrenan ahora "La diligencia" es perfecta, no sobra ninguna escena y el personaje que me hace ser mejor es el inolvidable John Casy (John Carradine) el estrafalario reverando de "Las uvas de la ira". De mayor quiero ser como él. Saludos. Borgo.

David dijo...

Estupenda entrada. Grandes pelis y pienso parecido (además aplicó el criterio a la literatura, la música, los tebeos o lo que sea; si me gusta y me entretiene, me da igual cómo se valore "artísticamente").
Con la de Kubrick, yo me hice insumiso.
De la lista me falta por ver la primera (que la tengo esperando desde hace años)...
Lo de que Ford era de derechas... mmmm... liberal progresista que con la edad fue haciéndose cada vez más conservador y de derechas... Un tío de derechas no dona una ambulancia al bando republicano.

Mr. Lombreeze dijo...

@fi, el sentimiento es mutuo. Sí, ya sé que tú de personalidad vas sobradísima. Ostras fi, ¿que no has visto ninguna?, pues ya sabes, tienes deberes. Fiona, han habido tantos hijosdeputa que han quemado a tantísima gente por salvar bienes materiales...

Mr. Lombreeze dijo...

@Angel, uf, qué novia más sabia. Pero no voy a caer en la trampa de debatir lo que es el entretenimiento porque todos sabemos a qué me estoy refiriendo y en la wikipedia lo explican muy bien. Otra cosa es que lo que entretenga a unos no tenga por qué entretener a otros. Y si alguien me sale con que hay gente que se entretiente con la física teórica pues lo mandaré a escaparrar y a que se vaya a jugar a reducciones al absurdo con su tía Elvira. De todas formas, una pista: si provoca fatiga mental... ¡malo!. Mi madre es la vuelta de tuerca y lleva 30 años repitiéndonos "no sé cómo os puede gustar el cine, si es todo mentira". Es que ella es neorrealismo en estado puro.

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias David. Sobre lo de Ford, bueno, todos sabemos cuan inexacto es etiquetar a alguien de "derechas" o de "izquierdas", pero yo creo que nos entendemos y, afortunadamente, hay muchas personas de derechas capaces de conmoverse con el sufrimiento de los parias y dispuestos a enfrentarse a los totalitarismos. Hala pues, ya tardas con la peli de los abueletes. Y si has visto la de Ozu.., compara y me cuentas...

Mr. Lombreeze dijo...

@PEPE C, sí, claro, ¡¡¡el final de TDK era un ejemplo de superación de la Cinofobia!!!. Jejeje, bueno, bueno que es broma. De todas formas es que el mensaje ése del "we dont need another hero", ya era viejo cuando Shane lo asumió y abandonó el valle de "Raíces Profundas". ¡¡¡Te delatas!!!, ¿cómo que "simple" entretenimiento? Jajajaja ¿Es que reflexionar es más "supremo" que entretenerse?, y si así fuera ¿es acaso el cine el mejor soporte para reflexionar?. Reflexionemos sobre ello, es un buen ejercicio para entretenerse...

Möbius el Crononauta dijo...

Mmm ¿y si te dicen que el cómic y los superhéroes no es sólo para adolescentes?

Entretenimiento y sesudez aparte, ¡excelente selección amigo!

Mr. Lombreeze dijo...

@Moebius, yo tengo cuarenta tacos. De cada visita a la Biblioteca vuelvo, casi siempre, con un libro y un cómic.

Dr. Quatermass dijo...

Los viajes de sullivan es un gran ejemplo de lo que dices, pero otro grandioso ejemplo es ¡Vive como quieras! de Capra.... cada vez que la veo acabo queriendo dedicarme a construir juguetes que fallan

C. Noodles dijo...

Algún día muchos títulos míticos se caeran por su propio peso. Parece que hay muchos empeñados en aburrir, eso sí, la fotografía cojonuda.

El cine se inventó para entretener, señores, que ha nadie se le olvide.
Veo que por aquí está bastante claro.
A algún listillo (no doy nombres para que no se cabreen), le deberían dar la terapia, cual Naranja Mecánica (coñazo, sea de paso), y poner todos estos títulos y muchos más tan maravillosos.

"Dejad paso al mañana" es de una de las películas más olvidadas que conozco. El Batman un puro coñazo, que pesado el Nolan, con crear un héroe tan amargado.
Lo de la Carbonero... , jaja.

Saludos

dvd dijo...

El problema, según veo yo esto, es mezclarlo todo. El cine que encuentras en CdC no tiene nada que ver con el de Fotogramas, así que por un lado está el cine de palomitas y por otro el que se ve en soledad para reflexionar. Que sí, que nos gustan las dos cosas (bueno, usted no puede con Dreyer), pero que "no-todo-el-mundo-está-hecho-para-el-mismo-cine", y viceversa... El cinéfilo, como usted, como yo, no es el que sabe mucho de cine (y soy muy benévolo con esto), sino el que DEVORA cine, el que sacrifica su tiempo viendo bazofias de SyFy cuando apenas encuentra un hueco para SHOAH; el que realmente disfruta viendo películas, independientemente de su grado de "entretenimiento". Yo ya dije sobre lo de Cronenberg que, sin compartir el 100% de su airado discurso, lo que sí me gustó fue su incorrección política cuando le tocaron mucho los huevos. Lo que no me parece bien, por parte del sector periodístico que le atacó luego, es que eludiesen su cuota de responsabilidad, que viene a ser la misma por la que BATMAN se pega seis meses en taquilla y pequeñas maravillas como MARTHA MARCY MAY MARLENE no logran una distribución digna. Ésa es la madre del cordero... y corto ya.
Por cierto, vaya meneo ayer, oiga...

Ferre dijo...

Supongo que no hay ninguna película concreta que haya cambiado mi forma de ver algunas cosas concretas (por lo menos conscientemente). Creo que en mi caso es el conjunto de películas que he visto la que ha cambiado mi forma de ver el mundo... bueno, más que cambiado yo diría conformado.

En todo caso todas las que nombras son grandes películas que, además de entretener, tienen un mensaje claro. Pero, y esto es lo importante, primero entretienen (o así lo veo yo).

Incluso algunas nombradas, ejem, de pasada ("Cuentos de Tokio", por ejemplo).

Saludos,
Ferre

PD: Me alegra que hagas referencia a "La Jungla", gran novela que al fin se ha vuelto a editar en España después de chorrocientos mil años. Hay novelas que no entiendo cómo no son "fondo de armario" permanente en las editoriales y librerías. Hace poco quería regalar a un familiar mío "La náusea", de Sartre (que hace tiempo él quería leer) y resulta que está descatalogada. Increíble. Seguro que hay libros mucho más minoritarios que se editan... lo dicho: incomprensible.

abril en paris dijo...

Es que no puedo estar más de acuerdo Lombri ( me permito el tuteo ,-D )la cuestión es que lo que a mí me divierte o me hace pensar que resulta que tambien es divertido, no tiene porqué coincidir con lo ajeno y viversa.
Lo que a mí me fastidia es que te juzguen por lo que ves, lo que te gusta en cualquier campo, las etiquetas ,vamosss.
No sabes que alivio que es gritar alto y claro "ésto es un petardo " o "yo no pude con el Ulises de Joyce".

Saludos y felicidades por la entrada

abril en paris dijo...

Blogger abril en paris dijo...

Es que no puedo estar más de acuerdo Lombri ( me permito el tuteo ,-D )la cuestión es que lo que a mí me divierte o me hace pensar que resulta que tambien es divertido, no tiene porqué coincidir con lo ajeno y viceversa.
Lo que a mí me fastidia es que te juzguen por lo que ves, lo que te gusta en cualquier campo, las etiquetas ,vamosss.
No sabes que alivio que es gritar alto y claro "ésto es un petardo " o "yo no pude con el Ulises de Joyce".

Saludos y felicidades por la entrada

Mr. Lombreeze dijo...

@Doc Q. Jajaja, joder, es que es una película loquísima.

@Dvd, yo puedo con Dreyer y con veinte beatillos como él.
Lo de que existen (simplificando) dos tipos de cine está claro, igual que existen dos tipos de literatura, de televisión, etc, que se pueden definir como aquello que te produce fatiga mental y aquello que te relaja. Yo me sacrifico, como muy bien dice, intentando ver todos las sensibilidades cinematográficas posibles (cada vez menos porque ya soy viejo y el tiempo se me acaba, así que hay que priorizar, es decir, yo creo que ya no necesito ver ninguna película más ni de Dreyer, ni de Ozu, ni de Tarkovski ni de KimKiDuk para cambiar mi opinión sobre su cine), pero no me considero un ser superior cuando veo El Séptimo Sello o Shoah o 2001 o El Espejo a cuando veo La Cena de los Idiotas, ni me siento superior cuando escucho a Schnittke sobre otro ser humano que escucha a Melendi. Los que así se lo creen corren el peligro de que Historiadores, Físicos, Químicos, Matemáticos, Biólogos, etc, etc, se descojonen de ellos y sus "peliculitas".
Pffff, hace muuuucho que no sigo la Liga, pero me alegro de su felicidad sevillista y me encanta que los aficionados se restrieguen las victorias los unos a los otros. El fútbol sin pasión es un coñazo, como el béisbol sin cerveza. Seguro que más de una vez a usted le han dicho que el fútbol era para borregos y analfabetos ¿a que sí?. Y se lo habrá dicho un tipo incapaz de comprender el dodecafonismo que es algo que ya tiene casi 100 años.

Mr. Lombreeze dijo...

@Ferre, bueno, la reivindicación de la dignidad del entretenimiento de este post es un poco una excusa para recomendar un puñado de buenas películas.
Lo reconozco, mi debilidad son los dramas sociales, pero es que estoy convencido de que son una de las mejores herramientas para construír un mundo mejor, que suena ñoño pero es lo que todos queremos.
Yo es que soy muy uptonsinclairiano, ayer mismo cogí en la Biblioteca su "¡No Pasarán!". Es pura propaganda y no lo oculta, sino que alardea de ello en la introducción. Sinclair lo escribió para recaudar fondos para la causa republicana. O sea, que es una propaganda maravillosa. Y no puedo evitar quitarme el sombrero ante esta clase de artistas y sentir lo contario ante algunos artistas egocéntricos, desesperanzados y, utilizando términos bélicos, "derrotistas". ¡¡¡Con La Jungla se consiguió mejorar el mundo!!!, pero de verdad, joder, es acojonante. A lo mejor el cine de Pablo Trapero no es perfecto, pero este director argentino consiguió que se promulgara la "Ley Carancho"!!!. Tremendo.
No es que no me guste "Cuentos de Tokio", pero no la encuentro tan maravillosa como la mayoría de los críticos y directores de cine que la han vuelto a encumbrar, una vez más, como una de los mejores película de la historia. No comparto la pasión por Ozu que sienten (¿sientes?) muchos cinéfilos.

Ferre dijo...

A mí Ozu me parece muy bueno en general (magistral en "Cuentos de Tokio" o "Buenos días"), aunque inferior a Kurosawa, Mizoguchi o Kobayashi (por centrar la comparativa en el clasicismo japonés). Y es porque su cine es más de puertas adentro, le falta ese aliento expansivo, a veces épico, ese conflicto más-grande-que-la-vida que sí que encuentro en los otros.

dvd dijo...

A quienes me discuten de fútbol los degüello con un cuchillo chato de casquería fina... Buenos días...

Mr. Lombreeze dijo...

@dvd, ufff, qué alivio, ya estaba preocupado creyendo que se le estaba ahorchatando la sangre con tanto Ozu...

Mr. Lombreeze dijo...

@Ferre, su cine es más de puertas adentro también en el sentido geográfico, creo yo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails